Skip to main content

La Somatización

Es posible que hayas escuchado hablar de la somatización se origina cuando las ansiedades psicológicas se convierten en indicaciones físicas. Por ejemplo, cuando una persona que acaba de perder a un ser querido logra somatizar su dolor por medio de una fatiga severa. El término “soma” procede de la expresión griega para cuerpo.

Las indicaciones somáticas logran variar desde dolor en las articulaciones hasta quebranto temporal de la visión. Aunque no poseen una causa física profunda, los síntomas somáticos son muy existentes. La ausencia de dificultades digestivas no altera el hecho de que la náusea de alguien los está haciendo vomitar. Es importante reconocer que la somatización es un síntoma, no una prescripción en sí mismo. Frecuentemente es parte de la perturbación de síntomas somáticos y de la perturbación de conversión, aunque logra aparecer con otros aprecios. Las personas que advierten somatización logran recibir tratamiento de un experto de salud mental.

La generalidad de las personas aprecia la somatización en algún instante de sus vidas. Elevar la ansiedad, tener un dolor de cabeza por el estrés o sentirse físicamente frágil luego de un trauma son ejemplos de somatización. Pero estos asuntos son característicamente situacionales y temporales. La somatización se transforma en una dificultad clínico cuando origina una angustia ampliada y grave.

Una persona consigue interpretar sus síntomas como un padecimiento corporal y asistirá a un médico. Pero el médico rara vez hallará una explicación física para los indicios de la persona. Si hallan un problema físico, es posible que los síntomas no estén interconectados o estén fuera del ritmo con la condición de la persona. Por ejemplo, cualquiera que se fracturó el tobillo haciendo ejercicio consigue informar problemas respiratorios.

Los indicios somáticos no son falsos ni ficticios. Las personas que aprecian somatización tampoco intentan estar enfermas para conseguir beneficios personales, lo que se designa simulación. Los indicios somáticos logran no tener una causa visible, pero el dolor y la angustia son existentes. Las personas con esta dificultad logran tanta compasión como los individuos con un diagnóstico físico. La somatización es un indicio primario del trastorno de indicaciones somáticas. Por lo tanto abarca las viejas prescripciones de trastorno de somatización, melancolía y trastorno de dolor.

Redaccion Memory Tap

En Memory Tap creamos y compartimos contenidos interesantes sobre móviles, aplicaciones móviles, iphone, ios, android, pero también otros contenidos sobre Cultura y Ocio. Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo a través de la sección de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *