Vie. Abr 12th, 2024

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El 58% de las cooperativas que se constituyeron en el conjunto del año 2022 fueron impulsadas por mujeres, de modo que el emprendimiento en este ámbito fue superior entre la población femenina que entre los hombres.

Así se desprende de los datos publicados este lunes por la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado (Coceta) con motivo de la celebración este 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer, que resalta que el cooperativismo de trabajo asociado «abandera la igualdad en materia laboral, siendo el modelo de empresa en el que las mujeres encuentran un empleo y desarrollo profesional más acorde con sus demandas».

Entre los datos positivos en materia de igualdad, esta patronal subraya que más del 51% de personas socias cooperativistas en España son mujeres. En esta línea, algo más de la mitad de las cooperativas tienen implantado un Plan de Igualdad para dar mayores garantías al trato equitativo entre ambos géneros.

Asimismo, resalta la apuesta por que no exista brecha salarial de género, mientras que el 70% de socias trabajadoras afirman estar razonablemente satisfechas con el grado de conciliación.

Este 8M Coceta hace un llamamiento a las mujeres a contribuir, desde el cooperativismo, al avance de la igualdad también en materia sociolaboral. Asimismo, reconoce la labor de organizaciones de mujeres y feministas que luchan por el «avance de la tecnología transformadora y por el acceso a la educación digital», en consonancia con el lema escogido este 8 de Marzo por Naciones Unidas, que es ‘Por un mundo digital inclusivo: Innovación y tecnología para la igualdad de género’.

Quizás también te interese:  Llop asegura que la digitalización es una "gran aliada" para acercar la Justicia al ciudadano

Por otro lado, esta organización resalta que el cooperativismo de trabajo asociado incorpora a las mujeres a un entorno laboral donde la tecnología es generadora de soluciones innovadoras, reduciendo la brecha digital de género, que también existe. A su juicio, los datos corroboran que el desigual acceso a las infraestructuras y herramientas digitales en nuestra sociedad coloca a las mujeres en una posición desfavorable respecto a las oportunidades que ofrecen para el empleo las nuevas herramientas digitales.

«Es por ello que desde Coceta seguimos apostando y luchando por un modelo que impulsa medidas que favorecen la igualdad real y permiten, también a través de la formación, avanzar en un entorno laboral de mayor justicia social, donde se minimizan todas las discriminaciones de género y donde el aprendizaje cooperativo fomenta un entorno de motivación y participación único», concluye.