Sáb. Jul 20th, 2024

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

La directora ejecutiva de Seisida y doctora en Psicología, María José Fuster, denunció este jueves, Día Mundial contra el Sida, que en España hay todavía cinco millones de personas (casi el 10% de la población) que no quieren tener ninguna relación con personas con VIH, «una franja talibán con la que tenemos que trabajar para erradicar el estigma», aseveró.

Así se expresó en el acto institucional para conmemorar el Día Mundial contra el Sida organizado por el Ministerio de Sanidad, presidido por la ministra, Carolina Darias, al que también acudió el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska.

«Aunque todos los indicadores que miden el estigma sobre el VIH nos dicen que hemos mejorado, en el año 1985 era un 45% de la población española la que quería que estuviéramos aislados y ahora es un 5%, aún hay un 10% que no quiere tener ninguna relación con personas con VIH», señaló.

La investigadora del ISCIII Inma Jardín ofreció en el acto datos sobre la esperanza de vida de personas infectadas por VIH, en el que han participado 14.000 personas con esta infección, que son atendidas en 46 centros hospitalarios.

Jardín resaltó que la esperanza de vida en hombres es de 73 años, ocho menos que los varones de la población general, mientras que en las mujeres la esperanza de vida se sitúa en los 72, 14 menos que en la población femenina general. Las causas de fallecimiento de este colectivo no están relacionadas con el sida, ya que en el 78% de los hombres y en el 68% de las mujeres son por cáncer de pulmón o tumores de otra índole.

Quizás también te interese:  El programa Pegasus envía "alertas" cada vez que el espiado sube "datos importantes"

«La conclusión», remarcó Jardín, es que «la esperanza de vida de la personas con VIH con tratamiento retroviral y con buena situación clínica en el momento del diagnóstico se acerca al de la población general. Esto nos demuestra la importancia que tiene el diagnóstico temprano y el tratamiento retroviral».

Ante estos datos, el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, anunció que los seropositivos podrán «en breve» trabajar en la seguridad privada como desde hace años pueden formar parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado si aprueban las oposiciones, y se acabará «con esa obsoleta discriminación».

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, aseguró, por su parte, que «hay que seguir avanzando con firmeza y determinación» para erradicar el estigma que siguen sufriendo muchas personas con VIH.

«Lejos han quedado los días de miedo, rencor, señalamiento y marginación, pero todavía no nos hemos librado del estigma, que debe de ser un objetivo prioritario» que se puede conseguir gracias al pacto social que emprendió Sanidad hace ya cuatro años, enfatizó Darias, a quien se le rompió la voz al comunicar este pensamiento.