Dom. Ene 29th, 2023

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

El primer temporal invernal del año en la península y Baleares, debido a la influencia de las borrascas Gérard y Fien, se prolongará entre este lunes y «probablemente» el próximo viernes, según un aviso especial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) difundido este lunes.

A partir de este lunes, la interacción del potente anticiclón atlántico centrado al oeste de Azores, con la profundización y paso de varias borrascas al norte de la península, la primera de ellas nombrada como Gerard y posteriormente otra llamada Fien, da lugar a la intensificación del flujo atlántico del oeste y noroeste, haciéndolo más fuerte, húmedo y frío.

Esta situación meteorológica origina un temporal de viento y mar en la península y Baleares, y de nieve y lluvia en la mitad norte peninsular, que se mantendrá durante buena parte de esta semana.

Para el martes se prevé la irrupción por el noroeste peninsular de una masa de aire de origen marítimo-polar procedente de latitudes altas, muy fría y que se extenderá en días posteriores al resto de la península y Baleares.

Ello dará lugar a intensos vientos de componente oeste girando al noroeste y a precipitaciones que tenderán a ser generalizadas en áreas del norte peninsular y que, junto con un descenso térmico acusado, serán en forma de nieve en cotas por debajo de los 500 metros con la irrupción de una masa de origen ártico a lo largo del miércoles.

DOS SISTEMAS FRONTALES

Durante este lunes, la llegada por el noroeste peninsular de dos sistemas frontales consecutivos provoca precipitaciones en la mitad norte peninsular, generalizadas y persistentes en Galicia, el área cantábrica y el Pirineo occidental.

Se esperan acumulaciones de 60 a 80 litros por metro cuadrado en amplias zonas. La cota de nieve oscilará al principio entre los 900 y los 1.200 metros en el noroeste, y los 700 y los 1.000 metros en Pirineos (donde se pueden acumular 30 centímetros) e irá subiendo progresivamente a lo largo del día.

Se espera viento de componente oeste, que aumentará a fuerte en Baleares, la mitad norte y este peninsular, con rachas que podrían superar los 90 km/h, sobre todo en zonas de montaña, del Cantábrico y del norte de Galicia.

Esos fuertes vientos también darán lugar a un temporal marítimo en Galicia y Cantábrico, y posteriormente en el Mediterráneo, con vientos que pueden superar puntualmente los 80 km/h y olas de entre seis y nueve metros en el Cantábrico y el litoral gallego, y de tres a cuatro metros en el Mediterráneo.

Durante el martes y el miércoles continuarán las precipitaciones frecuentes e intensas en el Cantábrico, Galicia y el Pirineo, donde pueden ir acompañadas de tormenta y granizo menudo. Se extenderán al resto de la península y Baleares de forma más débil y dispersa, más frecuentes en las zonas montañosas y muy poco probables en el sur del área mediterránea peninsular.

Las temperaturas descenderán el martes en el cuadrante noroeste peninsular y se mantendrán con pocos cambios en el resto, para bajar de forma significativa el miércoles, con lo cual se registrará una caída progresiva de las cotas de nieve, hasta 300 a 700 metros en el norte y centro peninsular (sin descartarse que puedan bajar aún más) y 700 y 1.100 metros en el resto de la península y Baleares. Las acumulaciones alcanzarán o superarán los 20 centímetros en zonas de la Cordillera Cantábrica, montes de León, montañas de Galicia y Pirineos.

Durante el martes continuarán las rachas muy fuertes de viento en las mismas zonas que el lunes, y disminuirán el miércoles. Continuará el mal estado de la mar con temporal en el Mediterráneo, Cantábrico y litoral gallego.

A PARTIR DEL JUEVES

Por otro lado, un frente entrará el jueves por el noroeste, con lo que habrá precipitaciones en la mitad norte que se extenderán el viernes de forma más débil al resto de la península.

Lo más importante es que ese frente irá acompañado de aire más templado, lo que provocará un ascenso significativo de temperaturas, empezando por el noroeste el jueves para extenderse al resto durante el viernes.

Con todo ello, la cota de nieve subirá de forma significativa a partir de la tarde del jueves, aunque se mantendrá baja durante este día, con lo que las precipitaciones con la entrada del frente seguirán siendo en forma de nieve en zonas relativamente bajas para transformarse en lluvia de forma gradual.