Vie. Jun 21st, 2024

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

El Tesoro Público, organismo dependiente del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, celebrará este jueves una nueva subasta de Bonos y Obligaciones del Estado en la que la pretende canalizar entre 5.250 y 6.750 millones de euros.

Esta subasta será la primera de marzo, mes al que el Tesoro llega con el 22% de su objetivo de financiación bruta cumplido para todo el 2023: de los 256.846 millones previstos para todo el año, ya ha colocado 57.462 millones en Letras, Bonos y Obligaciones.

La pretensión del organismo es captar el grueso de la deuda en la primera parte del año, una práctica habitual dentro de la institución pero que cobra especial importancia este año ante las sucesivas –y futuras– subidas de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE).

Para esta subasta, el objetivo del Tesoro se divide en dos partes. Por un lado, pretende captar entre 5.000 y 6.000 millones en Bonos del Estado a 3 años y Obligaciones a 7 y 10 años. Por otro, quiere canalizar entre 250 y 750 millones adicionales con Obligaciones indexadas a 15 años.

Los Bonos del Estado a 3 años que se ofrecerán este jueves en los mercados tienen un cupón del 2,80% y vencen el 31 de mayo de 2026. Su referencia el 2,919% de interés que registró en la subasta del pasado 2 de febrero, por lo que los inversores estarán pendientes de ver si la deuda a medio plazo supera el 3% de rentabilidad.

Por ahora, el instrumento que más de cerca ha rozado ese nivel –sin contabilizar la deuda a largo plazo– son las Letras a 12 meses, que llegaron a remunerar con un 2,998% medio a los compradores que invirtieron en enero. Las letras son, de hecho, el mayor reclamo de los consumidores minoristas, que han mostrado un fuerte interés por la deuda a corto plazo.

Quizás también te interese:  La Comisión Europea selecciona 159 proyectos para modernizar la enseñanza superior en todo el mundo

De hecho, el incremento de la demanda ha obligado al Banco de España a imponer la obligatoriedad de solicitar cita previa en sus sucursales para comprar deuda pública por las largas colas de inversores minoristas que se han formado en sus sucursales en las últimas semanas.

Todavía no hay datos disponibles de la evolución del peso de los minoristas en la deuda –el último dato disponible es de noviembre, cuando representaban el 0,2%–. Sin embargo, desde el Tesoro ya avanzaron que hubo una semana en enero en la que se registró cerca de 300 millones de euros de peticiones. Esta cifra supone un incremento del 50% con respecto al total registrado entre 2008 y 2012, cuando se registraron los mayores volúmenes de demanda de deuda pública por inversores minoristas.

OBLIGACIONES INDEXADAS

Ahora está por ver si los pequeños inversores apuestan también por los Bonos y Obligaciones del Estado. En la subasta de este jueves tendrán la oportunidad de adquirir Obligaciones a 7 años con cupón 0,80%, o a 10 años con cupón 3,15%. Para las primeras, la referencia está en el 3,206% del pasado 16 de febrero, mientras que para las segundas se sitúa en el 3,339% medio que registró en la misma subasta.

Por último, el Tesoro saldrá al mercado con Obligaciones indexadas a 15 años con cupón 0,70% y fecha de vencimiento para el 30 de noviembre de 2033. El interés de referencia se sitúa en el 1,018% del pasado 12 de enero.

PROGRAMA DE DEUDA

El programa de deuda pública de 2023 contempla una emisión bruta de 256.930 millones de euros, lo que supondrá un 8,2% más en comparación con los 237.498 millones de emisión bruta de 2022.

Quizás también te interese:  CaixaBank constata que el sector agroalimentario acelera su digitalización con biotecnología y 'blockchain'

No obstante, el organismo espera reducir su emisión neta en 5.000 millones de euros durante este año, hasta los 70.000 millones. Por tipo de instrumento, prevé que las Letras aporten financiación neta «negativa» por 5.000 millones, por lo que los Bonos y Obligaciones del Estado, junto con el resto de las deudas en euros y en divisas, financiarían un total de 75.000 millones.