Lun. May 16th, 2022

MADRID, 19 (SERVIMEDIA)

Indra redujo en 2021 sus emisiones de CO2 en un 34% en comparación con el año anterior, mientras que la energía verde supuso el 82% de toda la energía consumida, según el último informe de sostenibilidad de la compañía tecnológica.

Según el informe, en 2021, Indra fue elegida la compañía más sostenible de servicios TI por el índice DJSI (Dow Jones Sustainability Index), en el que obtuvo una puntuación de 85 puntos sobre 100, por delante de otras 71 empresas globales de tecnología analizadas.

Adicionalmente, Indra fue incluida en la categoría ‘Gold Class’ en el Sustainability Yearbook de S&P (Standard & Poor). Únicamente 76 empresas de todo el mundo han recibido dicha distinción, de las cuales tan solo hay tres españolas, según Indra.

«Nuestro propósito como compañía es contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible a través de la tecnología, generando valor para todos nuestros grupos de interés. Desde el Consejo de Administración somos plenamente conscientes del relevante papel que tendrá la sostenibilidad en la compañía en los próximos años y observamos con interés los progresos realizados en la Regulación de la Taxonomía de la Unión Europea como base del Plan de Finanzas Sostenibles», afirmó en la presentación del informe el presidente de Indra, Marc Murtra.

En lo referente al ámbito de buen gobierno, ética y transparencia, la compañía comunica en su informe que el 95% de sus empleados han sido formados en ética y cumplimiento en los últimos 3 años (y el 86% de sus proveedores). La inversión en I+D sobre ventas se sitúa en el 8,6% y la compañía cuenta con más de 3.600 profesionales dedicados a la innovación y el desarrollo de nuevos productos y soluciones tecnológicas, de los cuales el 30% son mujeres.

En relación con la protección del planeta, Indra explica que está siguiendo su hoja de ruta para cumplir sus objetivos a medio y largo plazo: compromiso de reducción del 50% de las emisiones por consumo energético en 2030, compromiso de cero emisiones por consumo energético en 2040 y convertirse en una compañía 100% neutral en carbono en 2040.

En concreto, en 2021 Indra redujo sus emisiones un 34% de CO2 en comparación con el año anterior y la energía verde supuso el 82% de toda la energía consumida. Además, destaca que la remuneración de la alta dirección está vinculada a la sostenibilidad.

En este sentido, Indra realizó en 2021 un análisis sobre la elegibilidad y alineación de su portfolio de actividades en relación a los requisitos de la Taxonomía de la Unión Europea. Dicho análisis concluyó que el 88% volumen de negocios de la compañía son elegibles atendiendo a los estrictos criterios de la Taxonomía Climática de la UE.

Además, la compañía, según se indica en el informe, está comprometida con el desarrollo del tejido productivo local, ya que el 79% de los proveedores de Indra en España son pymes.

BRECHA SALARIAL

Por otro lado, Indra registró una brecha salarial entre hombres y mujeres del 1,9% en España (en comparación con el 1,7% en 2020) y del 3,1% a nivel global (frente a un 3,2% en 2020). En cambio, recuerda que la brecha salarial media del Ibex35 entre hombres y mujeres se sitúa en el 15% según un informe de Oxfam Intermón.

En cuanto a la composición, el 34% de los trabajadores son mujeres; el 42% del Consejo de Administración son mujeres, frente al 38% del año anterior; más del 90% de empleados tienen contrato fijo, y el 99% tienen acceso a negociación colectiva.

«La implementación efectiva del trabajo en remoto en aras de una mayor flexibilidad y conciliación se perfila como uno de los mayores logros recientes, como indica el Informe de Sostenibilidad. La compañía diseñó en 2021 una Estrategia de Diversidad, Equidad e Inclusión vinculada a cinco grandes ejes: diversidad de género, generacional, funcional, cultural y sexual (LGTBI)», añade el informe.

Finalmente, atendiendo a la última edición del ranking ‘EU Industrial R&D Investment Scoreboard’ de la Comisión Europea, Indra ha sido la primera compañía española y la segunda europea más destacada en el programa marco de innovación europeo Horizonte 2020, «el principal instrumento para impulsar las políticas y la financiación del I+D+i y el desarrollo tecnológico en Europa desde 2014».