Lun. May 27th, 2024

– Publica una carta en su nombre agradeciendo el apoyo recibido en su búsqueda

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

La familia del joven Paco Molina Sánchez, desaparecido en Córdoba el 2 de julio de 2015 cuando tenía 16 años, confía en las nuevas tecnologías para lograr dar con su paradero. Además, coincidiendo con la efeméride, este domingo publica en redes sociales una carta en su nombre agradeciendo la colaboración a quienes han participado en su búsqueda a lo largo de estos ocho años.

Así lo precisó su padre, Isidro Molina, en unas declaraciones a Servimedia en las que explicó que «se van a aplicar algunas nuevas tecnologías en la búsqueda de Paco» y deseó que dicha iniciativa «dé su fruto».

«Hay unas líneas de investigación que están abiertas, que siguen vigentes y que están trabajándolas», puntualizó, para admitir que la búsqueda de una persona desaparecida «es lenta» y que, a lo largo de este tiempo «han salido otras líneas que han llegado a su fin y no han dado fruto con Paco».

Con todo, se mostró esperanzado en las nuevas tecnologías, que han ido «avanzando» a lo largo de estos años y «algunas» de las cuales «se van a aplicar» en la búsqueda de su hijo, un chico de 175 centímetros y 75 kilos de peso, de constitución atlética, cabello corto y negro y ojos castaños, cuya pista se perdió después de salir un jueves y avisar a su padre de que no iría a dormir en casa esa noche y de que se quedaría con un amigo al que sus progenitores conocen.

AGRADECIMIENTO

Bajo el título ‘8 años de espera. No imaginaba una vida sin ti’, la familia de Paco publica este domingo en redes sociales un texto en nombre del joven en el que instan a cualquier persona que tenga alguna pista sobre su paradero a que la comunique a la familia a través de una carta anónima que se puede enviar al apartado de Correos 3011 de Córdoba.

Quizás también te interese:  Descubre cómo colaborar en línea en tiempo real con Google Shared Spaces

«A ti que sabes algo de lo que pasó, que tienes una pista de mi paradero, no esperes más para mandar un anónimo. Tú que puedes, te suplico que ayudes a quienes me buscan», implora el texto, que semeja haber sido escrito por el propio desaparecido y en el que se da las «gracias» a quienes han compartido sus fotos «una y otra vez» y que, sin conocerle se «solidarizan» con el sufrimiento de los suyos, así como a quienes, «desde el primer día» que notaron su ausencia, le han buscado, han «acompañado» a su familia y la han «animado» sin «soltarla de la mano jamás».

También, a quienes, «a pesar del dolor y la angustia», siempre han estado «al pie del cañón sin darse por vencidos a pesar del dolor y las trabas». «Muchas gracias a todos vosotros que, sin ser mi familia, lo sois y os solidarizáis con el sufrimiento de los que me aman; porque al final todos vosotros me amáis», concluye el texto.