Vie. Abr 12th, 2024

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

‘Si te pica, ¡notifica!’ es el lema de una campaña del Ministerio de Sanidad para promover el uso de la app `Mosquito Alert’, que busca vigilar las picaduras, tan típicas del verano y prevenir las enfermedades que transmiten algunas especies invasoras.

El Ministerio de Sanidad junto con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) busca con esta iniciativa estudiar la expansión del mosquito tigre más allá de su límite conocido de distribución en España; generar el primer mapa de picaduras de España para identificar dónde y cuándo hay una mayor interacción entre humanos y mosquitos; ampliar los conocimientos sobre la distribución del mosquito del Japón en la cornisa cantábrica; y detectar la posible llegada del mosquito de la fiebre amarilla.

Todo gracias al Plan Nacional de Prevención, Vigilancia y Control de las enfermedades transmitidas por vectores, que apuesta por la ciencia ciudadana como elemento clave de apoyo y la plataforma Mosquito Alert , que permite a los ciudadanos informar de la presencia y actividad de los mosquitos a través de la app.

Para ello, se han creado de forma conjunta diferentes materiales de divulgación disponibles en la web de Mosquito Alert para que cualquier institución interesada (administraciones, provinciales o municipales), pueda sumarse a la acción comunicativa/divulgativa fomentando la participación en su territorio.

En palabras de Frederic Bartumeus, codirector de Mosquito Alert, «este reconocimiento es un gran paso adelante para la ciencia ciudadana y para la lucha contra las enfermedades transmitidas por mosquitos. La incorporación de la ciencia ciudadana en un Plan Nacional es una actuación pionera a nivel europeo. Es un importante hito que demuestra el valor de la colaboración entre la comunidad científica, los ciudadanos y las administraciones para lograr objetivos en común».

Quizás también te interese:  Investigan una tecnología para el tratamiento personalizado de la sepsis en pacientes críticos

Bartumeus insistió también en la importancia de la participación ciudadana: «La ciencia ciudadana permite la obtención de datos masivos y una interlocución constante con los ciudadanos. Tener una red de personas dispuestas a colaborar con la ciencia reduce los costes y amplía las áreas de vigilancia permitiendo una detección temprana precoz. El papel de la ciudadanía es crucial».

«El mundo está cambiando a gran velocidad; no podemos hacer frente a los problemas sin cambiar nuestra manera de afrontarlos. Es necesario innovar para conseguir sistemas de vigilancia eficientes. La ciencia ciudadana es clave para lo que nos compete hoy», subrayó e director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. «Generamos información constantemente en nuestros teléfonos móviles, esto nos tiene que servir para el control de vectores y muchos otros temas de salud pública», indicó.

‘Toda la información aportada por la ciudadanía en el marco del proyecto contribuye al estudio científico y a la gestión de los mosquitos invasores. Los datos se pueden consultar y descargar en el mapa de Mosquito Alert una vez que han sido validados y clasificados por los expertos de la Red Nacional de Entomología Digital (ReNED).

Según Roger Eritja, responsable de entomología en el proyecto, «la validación por parte de estos expertos, combinada con técnicas de inteligencia artificial proporcionan una gran precisión, coherencia y rapidez a una plataforma de vigilancia en tiempo real». Con toda esta información se están elaborando mapas de riesgo dinámicos que permitan una respuesta más rápida y eficiente a los problemas de salud pública relacionados con los mosquitos.