Lun. May 16th, 2022

– Fuentes gubernamentales y de las negociaciones desmienten que el esquema publicado sea de Seguridad Social

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, avisó este miércoles de que elevar las cotizaciones máximas de los autónomos para el próximo año hasta los 600 euros sería un «hachazo» y «una barbaridad».

Amor se expresó de este modo a través de su cuenta personal de Twitter, donde se hizo eco de un cuadro de cotizaciones en el que según informaciones periodísticas podría estar trabajando en la actualidad el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de cara a la reforma del sistema de cotizaciones.

Dicho cuadro, que tanto fuentes ministeriales como de las negociaciones desmienten que sea de Seguridad Social, recoge que los autónomos con ingresos inferiores a 600 euros afrontarían una cuota de 238 euros; los que ingresen menos de 900 euros pagarían 258 euros, y hasta 1.100 euros tendrían una cuota de 270 euros. En el extremo opuesto, la cuota más elevada (600 euros) sería para los que ingresaran más de 4.050 euros.

«Este es el hipotético cuadro de cotizaciones de autónomos para 2023 que el Gobierno negocia con sindicatos», apuntó Amor, quien dijo que ni ATA ni CEOE conocen «nada del tema desde el 28 de febrero». A su juicio, «de ser cierta esta tabla para 2023, es una barbaridad» y «un hachazo». «Nunca se hizo tanto daño a los autónomos», apuntaló el presidente de ATA y vicepresidente de CEOE.

MARCHA DE LA NEGOCIACIÓN

Según informaron fuentes de las negociaciones a Servimedia, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones continúa negociando con asociaciones de autónomos y agentes sociales la reforma del sistema de cotizaciones de los trabajadores por cuenta propia para que las cuotas del colectivo se adecúen a los ingresos reales.

No obstante, el acuerdo, de cerrarse, sería con UPTA y Uatae, dos de las tres organizaciones de autónomos. De hecho, desde ATA indican que desde el 28 de febrero no han tenido «ningún contacto» con el Ministerio de Seguridad Social por este tema.

Por su parte, desde UPTA, su presidente, Eduardo Abad, explicó a Servimedia que siguen trabajando para que 2,2 millones de autónomos vean reducida su aportación a la Seguridad Social «sin perder protección». A su juicio, es «imprescindible que el nuevo modelo de cotización haga un reparto equitativo del esfuerzo de los autónomos».

«Si el Ministerio propone un acuerdo en esos términos nos tendrá al lado», apuntó Abad, quien precisó que están a la espera de un documento definitivo por parte del Gobierno.

En este sentido, insistió en que «la propuesta que nos traslade el Ministerio deberá cumplir con la obligada corrección», ya que «no puede cotizar lo mismo un autónomo con rendimientos de 9.000 euros al año» que uno con ingresos más elevados.

NO HA TERMINADO

Desde Uatae advierten, en declaraciones a esta agencia, de que la negociación «no ha terminado» y que los autónomos con menores ingresos deben tener una cuota «significativamente menor».

Asimismo, sostienen que se debe avanzar hacia una mayor «convergencia» entre el Régimen General de la Seguridad Social y el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). «La negociación no ha terminado y tardaremos lo que haya que tardar», inciden desde Uatae.

Las negociaciones comenzaron en enero, cuando Seguridad Social propuso 13 tramos en función de los ingresos. Posteriormente, los redujo a 11 y después los elevó a 12.

La reforma del sistema de cotizaciones de los afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) forma parte de las recomendaciones del Pacto de Toledo y está también dentro de las reformas comprometidas por el Estado español en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia para la recepción y despliegue de los fondos europeos de reconstrucción tras los efectos de la pandemia.