Jue. Ago 11th, 2022

– Se publicarán a finales de agosto

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 lanzará una convocatoria extraordinaria de subvenciones dirigidas a financiar la transformación digital de las entidades del Tercer Sector de ámbito estatal, según anunció este miércoles el subdirector general del Tercer Sector y Voluntariado de ese ministerio, José Miguel Machimbarrena.

Durante su participación en la segunda jornada del ‘Congreso del Tercer Sector: La transformación digital contada por sus protagonistas’, organizado por Fundación Telefónica en Madrid, Machimbarrena recomendó a los asistentes «contar con que las ayudas se convocarán dentro de un mes o mes y medio».

«Pronto y mucho» fueron las palabras que Machimbarrena utilizó para definir esta convocatoria, en referencia a su fecha de publicación y al presupuesto, que no llegó a concretar.

En su opinión, se trata de unas subvenciones «sin precedentes» con cargo al componente 22 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, que «no se repetirán en mucho tiempo».

Por ello, aconsejó que los proyectos que se presenten sean lo suficientemente potentes como para «generar una dinámica y mantener esa innovación a lo largo del tiempo».

REQUISITOS

A la convocatoria podrán presentarse entidades de acción social de ámbito estatal o agrupaciones de varias organizaciones sin personalidad jurídica específica, siempre que justifiquen la conveniencia de dicha unión.

Se podrá presentar un único proyecto por entidad, prosiguió el subdirector, a fin de asegurar que la propuesta responde a «un plan bien estructurado».

«Las organizaciones no podrán solicitar una financiación mayor del doble de sus ingresos del año anterior, «para garantizar su capacidad de gestión», agregó.

Eso sí, una vez el proyecto se haya seleccionado, se concederá el 100% de los fondos requeridos , precisó Machimbarrena.

En la misma línea, aseguró que «el objeto de la convocatoria, esto es, «lo que entendemos por proceso de digitalización, es lo suficientemente amplio como para que todas las entidades tengan cabida».

Afectará a la manera en que se presta el servicio y, además, a dos de los siguientes ejes: transformación de los flujos internos de trabajo (recursos humanos, presupuesto, contabilidad…); relación con la base social (transparencia, marketing, captación de socios y voluntarios), y capacitación de profesionales, usuarios y voluntarios.

Agregó que todos los proyectos deberán tratar de forma trasversal cuestiones relativas a la ciberseguridad y garantizar la accesibilidad universal, un uso ético de la información y su sostenibilidad medioambiental.

Asimismo, se exige que las entidades candidatas respeten la reserva de empleo para personas con discapacidad que exige la ley.

EVALUACIÓN

Entre los criterios de valoración, se tendrán en cuenta el impacto de los proyectos, medido en cantidad de beneficiarios; su capacidad de generar un impulso sostenido en el tiempo; su calidad, y su transferibilidad y posibilidad de uso por parte de los servicios sociales públicos.

«Por supuesto, todos deberán responder a unas necesidades detectadas previamente y demostrar que su propuesta ofrece una solución pausible», recalcó Machimbarrena.

En su opinión, «el pecado original de las administraciones públicas respecto del Tercer Sector es que siempre hemos optado por subvenciones finalistas», es decir, «centradas en el qué se hace».

«Esto es el alma misma del Tercer Sector y resultaba lógico», pero «las organizaciones pueden hacer mucho más con sus recursos si se transforman y reestructuran para ganar capacidad de impacto».

Esto es lo que «pretendemos con el impulso al proceso de digitalización del Tercer Sector», y aclaró que «no se trata de comprar ni nuevos equipos informáticos ni más licencias de software».

«Tampoco queremos propuestas efectistas basadas en modas digitales», prosiguió, sino «soluciones adaptadas a las necesidades de las entidades y de los colectivos a los que atienden».

Por último, señaló que todas las organizaciones sociales pueden iniciar un proceso de transformación digital, pero «si se acogen a fondos públicos, deben asegurarse de que son capaces de responder a las exigencias burocráticas y a los requisitos de control que se piden», lo que implica un nivel previo de reflexión y una «madurez de las propuestas».

Con todo, Machimbarrena insistió en la gran oportunidad que esta convocatoria supone y animó a aquellas entidades que cumplan los requisitos a «empezar a trabajar ya en sus candidaturas.

Tras el responsable del Ministerio de Derechos Sociales, intervino en la jornada María Pin, subdirectora de Sociedad y Cultura de Europa Press, que abordó la comunicación de las entidades sociales junto a responsables de Cruz Roja y de Help!

Además, Fundación Telefónica entregó ‘El Libro Blanco de la Transformación Digital del Tercer Sector’, un informe elaborado por la propia entidad que reúne recursos, herramientas, datos y buenas prácticas para que cualquier organización social pueda entender el valor que la tecnología puede aportar.

De hecho, el objetivo principal de este encuentro es impulsar la transformación digital de las entidades del Tercer Ssector de cara a mejorar su eficacia y la calidad de vida de sus usuarios.