Lun. Oct 3rd, 2022

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

El Centro Internacional sobre el Envejecimiento (Cenie) presentó este miércoles en Zamora las conclusiones de un estudio que ha puesto de manifiesto cómo el uso de tecnologías emergentes mejora la salud y fomenta y refuerza la práctica de actividad física entre las personas mayores.

El estudio ‘Hacia un envejecimiento saludable’ se realizó durante casi un año con más de 200 personas mayores de 65 años de Zamora después de que este segmento de la población sufriera una desconexión social significativa y una paralización de su actividad física durante la pandemia.

De este modo, los autores del estudio proporcionaron a las personas objeto de la investigación una pulsera inteligente para medir y consultar su actividad, con el objetivo de reforzar su motivación para incrementar el ejercicio física mediante una plataforma de gamificación.

En ese sentido, Ignacio Pedrosa, investigador principal del equipo de investigación de la Fundación Centro Tecnológico de la Información y la Comunicación (CTIC) que ha dirigido el estudio, atestiguó que «la tecnología tiene el potencial de ser un elemento motivador y fácil de integrar en la actividad diaria que permita complementar la actividad sociosanitaria profesional, favoreciendo la prevención y promoción de la salud a nivel poblacional a lo largo del proceso de envejecimiento».

El estudio contiene un decálogo con las conclusiones identificadas mediante el uso de la tecnología para fomentar un envejecimiento saludable a través de la motivación para la realización del ejercicio físico: estandarización, elemento innovador y motivador, personalización, intercambio de información sociosanitaria, comunicación y confianza institucional, programas de actividad física complementarias, abordaje de la soledad no deseada, utilización ética de los datos relacionados con la salud, promoción de la salud comunitaria e implicación ciudadana.