Lun. May 16th, 2022

MADRID, 03 (SERVIMEDIA)

El Gobierno de la Generalitat de Cataluña aprobó este martes personarse como acusación popular en todos los procedimientos sobre el caso de espionaje mediante el programa Pegasus a más de 60 líderes independentistas, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y a la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Así lo indicó la portavoz del Gobierno catalán, Patricia Plaja, en rueda de prensa tras la reunión del Consejo Ejecutivo, donde aseguró que la finalidad de esta decisión es conseguir que todas las personas «responsables» de estos hechos asuman las responsabilidades que les corresponden», así como «proteger» a los servidores públicos y defender todos sus derechos.

En este sentido, matizó que es una «obligación estatutaria». Plaja explicó que la Generalitat de Cataluña ha encargado a su gabinete jurídico la coordinación de las acciones que correspondan ante las instancias judiciales pertinentes para la defensa de esta institución compareciendo como acusación popular.

Según Plaja, los poderes públicos de Cataluña, «a diferencia» de lo que «parece» que están haciendo los del Estado, «tiene que promover el pleno ejercicio de las libertades y los derechos de la ciudadanía» y promover las condiciones para que la «libertad y la igualdad de las personas sean reales y efectivas».

Asimismo, destacó que los poderes públicos tienen que fomentar que las tecnologías de la información se pongan «al servicio de las personas», y «no afecten negativamente» a sus derechos.