Mié. Abr 24th, 2024

– Según un estudio publicado en la revista ‘Pediatric Research’

MADRID, 30 (SERVIMEDIA)

Una canción de cuna de Mozart puede ayudar a reducir el dolor en los bebés que se someten a la prueba del talón, que detecta de forma precoz enfermedades metabólicas congénitas, según un estudio del ‘Lincoln Medical Center de Nueva York’ que involucra a 100 bebés.

El estudio ha sido publicado en la revista ‘Pediatric Research’ y de él se hace eco el periódico brasileño ‘OGlobo’, recogido por Servimedia.

Según los investigadores, los lactantes del estudio tenían una media de dos días de vida y habían nacido con 39 semanas de gestación. Como parte de los cuidados estándar, se administró a todos 0,5 mililitros de solución azucarada dos minutos antes de realizar la punción del talón. 54 de los 100 lactantes escucharon una canción de cuna instrumental de Mozart durante 20 minutos antes y durante la punción del talón y durante cinco minutos después, mientras que los restantes no escucharon música.

Los autores observaron, antes de la punción, que los niveles de dolor eran similares en ambos grupos de bebés, una media de cero. Sin embargo, la puntuación media de dolor de los bebés que escucharon la nana fue significativamente menor durante e inmediatamente después del procedimiento, en comparación con los que no escucharon música. En concreto, las puntuaciones de dolor de los bebés que oyeron la nana fueron de 4 durante la punción, 0 un minuto después y 0 dos minutos después.

En el grupo sin música las puntuaciones de dolor fueron de 7, de 5,5 y de 2 en los mismos puntos temporales, según el estudio. Tres minutos después del procedimiento, el equipo no observó diferencias significativas en las puntuaciones medias de dolor de los lactantes de ambos grupos. Los niveles de dolor se determinaron en función de las expresiones faciales de los niños, el grado de llanto, los patrones de respiración, los movimientos de las extremidades y los niveles de alerta.

Quizás también te interese:  Asistentes Virtuales de Salud Mental para el Estrés Familiar

Los autores tuvieron en cuenta la posible influencia de otros estímulos sensoriales en los niveles de dolor, realizando el procedimiento en una habitación silenciosa, poco iluminada y a temperatura ambiente, y no proporcionando a los recién nacidos chupetes ni consuelo físico.

Según los autores del estudio, uno de los investigadores, que llevaba auriculares con cancelación de ruido, evaluó los niveles de dolor de los bebés antes, durante y después del pinchazo en el talón. Los autores sugieren que, en futuras investigaciones, se estudie si las grabaciones de las voces de los padres también pueden reducir el dolor en los recién nacidos durante procedimientos menores, así como explorar la influencia del consuelo físico de los cuidadores, además de la música, en los niveles de dolor.