Lun. May 16th, 2022

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

SEO BirdLife lleva a cabo un programa de sensibilización mediante la pintura y elaboración de murales contra los delitos ambientales en institutos de aquellas comunidades autónomas donde se registran altos índices de mortalidad ilegal de fauna o destrucción de hábitats.

Con este proyecto, la ONG busca dar a conocer la biodiversidad local y, sobre todo, resaltar algunas de las acciones que se pueden llevar a cabo en la lucha contra los delitos ambientales más frecuentes en cada zona.

Este trabajo de sensibilización, que se desarrolla durante abril y mayo, se lleva a cabo en el marco del Proyecto LIFE Guardianes de la Naturaleza, que coordina la ONG. A través de las pinturas murales se abordarán temas como la caza ilegal, el uso ilegal de veneno, la provocación ilegal de incendios forestales, la captura de aves fringílidas para canto o el tráfico ilegal de especies.

Cada delito se representará a través de una de las especies más afectadas por cada una de esas agresiones ambientales.

Es el caso, por ejemplo, de la caza ilegal de especies protegidas como la pardela cenicienta en Canarias, utilizada como alimento hasta hace unos años, o de de los incendios en la franja cantábrica, empleados tradicionalmente como una herramienta para la gestión de los pastos.

El uso ilegal del veneno destaca en algunas zonas como Navarra, donde se desata una cadena que llega, en última instancia, a especies en peligro de extinción, como el milano real. Por su parte, en Cataluña se registra aún la captura de aves fringílidas -jilguero o verderón- para su cría y uso en concursos de canto.

En Madrid, dada la presencia del aeropuerto, va a trabajarse el tráfico de especies, con el halcón peregrino como posible protagonista.