Lun. Jul 4th, 2022

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

Airbnb señaló este miércoles que quiere trabajar de manera conjunta con el Gobierno de Andalucía en una regulación que facilite la actividad realizada por los ciudadanos «de a pie» y que apoye una mayor armonización de la normativa europea de alquileres de corta duración.

Asimismo, mostró su disposición a promocionar Andalucía como destino para nómadas digitales y destacó «el impacto positivo que la actividad en Airbnb tiene para los anfitriones, los huéspedes y los destinos andaluces».

«En respuesta a la reciente consulta de la Comisión Europea sobre los alquileres de corta duración, Airbnb propuso normas armonizadas en la UE», indicó la compañía en un comunicado.

Según Airbnb, estas propuestas desbloquearían los beneficios del hospedaje para «millones» de familias andaluzas, brindando a las autoridades herramientas para abordar potenciales efectos negativos ocasionados por la actividad turística.

Asimismo, afirmó que las normas propuestas para la UE también ayudarían a los anfitriones «de a pie» a beneficiarse de la nueva revolución de los viajes después de la covid-19, «como han sido el aumento de las estancias de larga duración y el impulso de los nómadas digitales en algunos destinos de Andalucía».

Las propuestas de Airbnb llegan días después de que Andalucía cerrará una consulta sobre el nuevo decreto de turismo. Las normas propuestas en Andalucía reúnen las diferentes normativas regionales anteriores bajo el mismo paraguas y crean un marco que mantiene la distinción entre operadores comerciales profesionales «y personas normales que comparten sus propios hogares», según Airbnb, que expuso que esta visión general es compartida por la compañías, aunque añadió que aún necesita «de más trabajo y conversaciones con el gobierno para ayudar a definir límites claros sin generar más fragmentación con el resto de Europa».

La directora general de Airbnb Marketing Services SL, Mónica Casañas, afirmó que «en Andalucía, uno de cada ocho anfitriones en Airbnb solo tiene un anuncio y los ingresos adicionales que obtiene le ayudan a costear las necesidades más básicas. Creemos que un enfoque armonizado a nivel de la UE ayudará a proporcionar la base necesaria para una intervención regulatoria y una aplicación a nivel local que sean efectivas».

Según los datos de Airbnb, la gran mayoría de anfitriones en Andalucía alquila una vivienda para ayudar a conseguir ingresos adicionales y durante 2021, en esa comunidad, igual que en España, 8 de cada 10 anfitriones anunciaron una sola vivienda entera en la plataforma. Además, casi el 73% afirma que ser anfitrión no es su ocupación principal. Esto muestra que la comunidad de anfitriones en Andalucía está compuesta, principalmente, de particulares.

Además, sostiene que los anfitriones en Andalucía están usando el dinero que ganan a través de la plataforma de Airbnb para ayudar a pagar las necesidades más básicas, como su propio hogar.

Mónica Casañas aseguró que «millones de personas en todo el mundo están aprovechando esta nueva flexibilidad para vivir y trabajar desde cualquier lugar, y España se encuentra en una muy buena posición para beneficiarse de esta revolución en el mundo de los viajes».