Lun. May 27th, 2024

MADRID, 31 (SERVIMEDIA)

Un informe de Ookla, la compañía que gestiona el popular servicio de Internet Speedtest.net, señala que se está produciendo un descenso en el rendimiento medio del 5G (velocidades de descarga de banda ancha móvil) en distintos mercados, entre los que se incluyen Noruega, Suecia, Australia y Reino Unido.

Con relación a este informe, ISPreview, plataforma independiente británica de análisis de proveedores de servicios de Internet, llama la atención en un artículo sobre el hecho de que la disminución de las velocidades de descarga se ha producido en muchos de los países que primero adoptaron las redes 5G. Entre ellos, destaca el caso de Reino Unido, que presentaba una velocidad media de 129,14 Mbps en diciembre de 2022, lo que supone un marcado descenso de -38,26 Mbps en relación con el año anterior, según los datos de Ookla.

ISPreview explica que existen diferentes motivos en cada país, en función de sus circunstancias particulares, para que se produzcan estos descensos. Considera que, en el Reino Unido, uno de los factores que podría haber influido en la disminución del rendimiento medio de su 5G es la decisión del Gobierno del país de excluir los equipo Huawei de sus redes de quinta generación, «que se produjo justo cuando el despliegue inicial estaba entrando en su apogeo», lo que supondría un programa de desmantelamiento y sustitución a gran escala.

Algunas voces sostienen que la salida de Huawei de las redes 5G del Reino Unido se debió a presiones externas, más concretamente a la influencia de Estados Unidos, y no a criterios técnicos, tal como refleja la investigación del periodista y escritor Richard Kerbaj, recogida en su libro «The secret history of the Five Eyes: The untold story of the international spy network».

Quizás también te interese:  El Gobierno aprueba la trasposición de una directiva que obliga a intercambiar información fiscal en la UE sobre operadores digitales

Otro aspecto que ISPreview cree que puede haber influido en la bajada del rendimiento es la posible congestión de las redes, debido al aumento de servicios 5G, y a una gestión inadecuada del consecuente aumento de demanda de capacidad de red. A esto se une la demora por parte de algunos reguladores en liberar nuevas frecuencias de espectro radioeléctrico a fin de aprovechar plenamente el 5G y, con ello, mejorar el rendimiento y la cobertura.