Lun. Nov 28th, 2022

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, advirtió este jueves de que «tres cuartas partes de las empresas afrontan dificultades para encontrar personas con los conocimientos necesarios» en materia digital, y la formación constituye «la herramienta más poderosa» para impulsar la competitividad de los países.

«Solo en Europa, la transición digital y la transición verde van a requerir la recapacitación de 20 millones de personas», afirmó Pallete, durante su intervención en la clausura del encuentro internacional sobre educación, tecnología e innovación EnlightED, celebrado en la sede de Telefónica, y al que asistieron la vicepresidenta europea Margrethe Vestager y la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría.

El presidente de Telefónica mostró su preocupación por no dejar a nadie atrás, ya que los cambios tan disruptivos que se están produciendo pueden conllevar un riesgo de desigualdad de oportunidades, y señaló la educación y la formación como los instrumentos para combatirlos.

«Hoy, el 70% de la desigualdad está dentro del país, cuando hace unos años la diferencia era del 60% entre los países. Por eso resulta más crucial que nunca que gestionemos bien la transición al nuevo mundo digital. La tecnología sólo será buena si nos hace avanzar a todos. Todos debemos contribuir. No hay una herramienta más poderosa que la educación y la formación para garantizar la inclusión social, reducir las desigualdades e impulsar la competitividad de los países», señaló Pallete.

En su discurso, el responsable de Telefónica volvió a hacer una defensa de la «autonomía estratégica» de Europa. Una autonomía estratégica, dijo, «con capacidad de acción, global, que facilite un amplio marco estratégico y operativo» para que, de este modo, Europa esté, preparada para dar una respuesta común a los riesgos y desafíos vigentes en asuntos como seguridad, defensa, energía, tecnología, ciencia, educación y formación, con el objetivo de «garantizar que cada ciudadano tenga la oportunidad de sacar el máximo partido a sus capacidades».

A su juicio, «Europa tiene ante sí grandes desafíos, pero también una gran oportunidad, la de defender su modelo de sociedad».

Este paso requiere de «una nueva arquitectura estratégica acorde a los desafíos de los nuevos tiempos, con sus reglas y sus valores por delante para garantizar el bienestar de sus sociedades». «Tenemos una Europa de la talla de la nueva era digital», subrayó Álvarez-Pallete.