Jue. Feb 29th, 2024

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

Vox registró este viernes en el Congreso de los Diputados una iniciativa parlamentaria para aprobar en el Pleno la ilegalización de EH Bildu, el «brazo político de ETA», por incurrir de forma «grave» en algunos supuestos contemplados por el artículo 9 de la Ley de Partidos.

Vox señala que en 2002 la Cámara Baja aprobó el proceso de ilegalización del «entramado ETA-Batasuna». Los motivos que se alegaron en aquel momento fueron el mantenimiento en sus órganos de dirección o en su militancia a personas condenadas por delitos de terrorismo o qué forman parte de asociaciones vinculadas a la banda terrorista.

Según Vox, estos motivos coinciden con el hecho de que Bildu lleve en sus listas para las elecciones municipales del próximo 28 de mayo a 44 miembros condenados de la banda terrorista ETA, 37 por pertenencia y colaboración con banda armada y 7 por delitos de sangre. Además, este partido no ha condenado el terrorismo de ETA y el dirigente de la entonces Batasuna, Arnaldo Otegi, hoy es el coordinador general.

Todo lo anterior concuerda con varios de los artículos de la Ley de Partidos, como el artículo 9, que dice que «un partido político será declarado ilegal cuando su actividad vulnere los principios democráticos, particularmente cuando con la misma persiga deteriorar o destruir el régimen de libertades».

Por tanto, subraya que se incurre en el artículo 9 cuando se realiza «apoyo político expreso o táctico al terrorismo, legitimando las acciones terroristas o minimizando su significado» o con la «inclusión en las listas electorales de personas condenadas por delitos de terrorismo que no hayan rechazado públicamente los fines y los medios terroristas», entre otros aspectos.

Quizás también te interese:  Desarrollador Web Experto en Cornellà de Llobregat: Descubre los Beneficios de Contratar un Profesional

Por todo ello, Vox exige que, como ocurrió en 2002, el Congreso inste a la ilegalización de Bildu porque «se trata de un deber moral, de un compromiso en defensa de las miles de víctimas de ETA, a las que EH Bildu desprecia. «No hacerlo sería una afrenta imperdonable no solo a las víctimas directas, asesinados o familiares, sino a todos los españoles, víctimas indirectas de la trayectoria criminal de ETA», avisa.

Finalmente, en el texto denuncia que, bajo la Presidencia en el Tribunal Supremo de Pascual Sala, «fiel cumplidor de las instrucciones de Zapatero», se «bendijo definitivamente la estrategia diseñada por el entramado terrorista ETA-Batasuna con el objetivo de que el ilegalizado brazo político de ETA participase de la democracia que la banda terrorista quiso destruir a golpe de asesinatos».